¿Qué son las juntas de dilatación en hormigón?

Una junta de dilatacion es la que dejamos entre elementos constructivos para permitir los movimientos producidos por la diferencia térmica. Las colocamos en el hormigon para evitar que se formen grietas expansivas debido al cambio de temperatura, pues este material sufre dilataciones y contracciones, las cuales provocan rupturas.

Las construimos en losas, pavimentos, edificios, puentes, aceras, vías de ferrocarril, sistemas de tuberías, barcos y otras estructuras. El hormigon no es una mezcla elástica y, por lo tanto, no se dobla ni se estira sin fracturarse. Por otra parte, se producen movimientos durante la dilatación y la contracción debido a que los elementos estructurales cambian ligeramente.

Para evitar efectos dañinos debido al movimiento, incorporamos varias juntas de dilatación en su puesta en obra, incluyendo cimientos, paredes, techos y losas de pavimento.

Las diseñamos, ubicamos e instalamos cuidadosamente. Si una losa se coloca a continuación de otra, será necesaria una junta de dilatación para reducir las tensiones.

Los huecos, por su parte, los rellenamos con material sellante de tipo elástico o plástico, según la necesidad.

Junta de dilatación en hormigón

Propiedades y tipos de juntas de dilatación

Permiten la contracción y dilatación térmica sin inducir tensiones en los elementos. Están diseñadas para absorber de manera segura los cambios producidos en los materiales de construcción, absorber vibraciones y permitir movimientos de suelo debido a terremotos o asentamientos en el suelo.

Tipos de juntas:

- Por discontinuidad de diseño: movimientos que no se aprecian demasiado entre marcos de ventanas y puertas.

- Junta de construcción: cuando se interrumpe la obra para seguir en otro momento.

- Junta de contracción: de esta forma, no se crean grietas entre los elementos de la junta.

- Junta de expansión: se evitan dejando una distancia determinada en la sección de la estructura, entre placas que van consecutivas.

En definitiva, estas juntas se ubican normalmente entre secciones de puentes, losas de pavimento, vías de ferrocarril y sistemas de tuberías para soportar las tensiones.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede saber más sobre nuestra política de cookies aquí